jueves, 23 de junio de 2016

Cowboy Bebop: te veré en el espacio.

Como había dicho en la antepenúltima entrada de Vakn, hoy vengo a escribir un poco acerca de un anime que no sólo me compartió la genialidad de su contenido, sino que me hizo conocer la extraordinaria música de artistas como Yoko Kano y la banda The seatbelts!, mismos que acompañaron toda la historia de un grupo de personajes que se vuelven muy entrañables.
Pues bien, Cowboy Bebop fue uno de los primeros animes que me aventuré a mirar con subtítulos (awwww :3), todo en las computadoras del ciber-café de una adorable señora rechoncha que, si daban las doce de la noche y aún había clientes en el establecimiento; sólo cerraba, pero no echaba a la gente que estaba dentro ñ_ñ. 
En ese tiempo aún no tenía internet propio y computadoras :v, pero fue genial ir casi todos los días a mirar un capítulo de estos vaqueros espaciales.


El espacio

Cowboy Bebop es un anime que consta de una temporada única de veintiséis capítulos, además de una película animada, algunas series de Mangas y videojuegos. 
La historia fue creada por un grupo de personas que laboraban en Sunrise, estudio que trabajó a la par con BONES, equipo responsable de la animación de CB. Mientras que la dirección del proyecto contó con la participación de Shinichito Watanabe (Samurai champloo, etcétera), fue transmitido en la cadena TV Tokyo en el año 1998 y doblado al español para latinoamérica y televisado en cadenas de paga en el año 2001.
*** 
En principio, la historia nos presenta a Spike Spiegel (un hombre de actitud algo despreocupada, pero que guarda en sí un recuerdo que lo atormenta constantemente) y Jet Black —un ex policía, sujeto de actitud responsable, excelente cocinero y cuidador de árboles Bonsái, ambos son amigos y compañeros que habitan el Bebop, nave nodriza (ya que en su interior también guarda las naves personales de los tripulantes) que surca el espacio llevando a este par a concretar misiones que consisten en atrapar a ladrones que aparecen en el Big shot; un programa de televisión que anuncia los hechos maliciosos, rasgos físicos de los criminales y las recompensas monetarias que la policía ofrece por lograr su captura y entrega.
Será en dichas travesías y sin la completa autorización del dúo, que más personal irá sumándose a la tripulación del Bebop, en algunas ocasiones, resultando ser las personas que perseguían, como la astuta y codiciosa Faye Valentine, o los animales que debían entregar, en este caso, la única máscota dentro del Bebop; Ein, un perro diseñado genéticamente y que servía para experimentos. Y no se debe olvidar a la extraña chica pelirroja y Hacker experta: Ed, quien aborda la nave sólo porque estaba un tanto cansada de vivir en basureros de chatarra tecnológica.


Historias de vida 

Como había dicho al principio de esta entrada, la música de este anime fue una de sus características que me atraparon de inmediato, y es que en verdad la banda sonora en general, es extraordinaria. Las canciones que se compusieron le dan un toque especial a cada capítulo y, cuando vuelves a escucharlas, es fácil recordar el episodio en que sonaron. 
La trama y el contenido que guarda cada uno de los capítulos de Cowboy Bebop resulta muy inteligente y crítico, pone especial énfasis a la condición del pensamiento y la existencia humana. De manera entretenida y a veces hasta un poco chusca, se vislumbra cómo la vida va desarrollándose, adaptándose e incluso finalizando en las respectivas situaciones del tiempo y de acuerdo a las acciones del humano.  
Una de las cosas que me agradó mucho, fue la representación de la vida en el espacio, en Cowboy Bebop queda muy atrás la idea que sólo concibe el establecimiento humano en colonias espaciales cerca de la tierra o la invasión a los terrenos de la Luna. Aquí se narra que la inventiva humana fue capaz de crear túneles que llevaron a las personas a establecerse en otros planetas y satélites, además de hallar la manera de explotar los recursos naturales que en ellos existen y que ayudan de cierta manera a prolongar acciones como el comercio, estilos de vida y propiciar fuentes de empleo. Sin embargo, la creación de dichos túneles fue lo que en primera instancia afectó y de manera irreparable; a la Tierra y su satélite, pero no por ello el orbe ha dejado de existir, pues muchas personas aún radican en el derruido planeta azul. Así que luego del cataclismo, el lugar se convirtió en una especie de fuente que resguarda la memoria de casi todo lo que ha hecho y lo que comprende el ser un humano. Decidí mencionarlo porque este espacio, dentro del gran espacio, es al que retornan algunos de los personajes de este anime, sobre todo para recapitular o recordar algo del pasado y que han olvidado en el futuro que viven, ya sea por consecuencia propia o provocada por terceros.
Y ya que estoy mencionando a los personajes, pienso que en ellos aplica el dicho que dice: Cada cabeza es un mundo. Cada uno de ellos representa una etapa, una manera que los humanos pueden llegan a ser en la realidad. Sujetos que experimentan, aprender e inventan cosas, términos, sentimientos y significados de cosas sin cuerpo, como la religión, la ciencia, el sentido de la competencia y el poder, y que terminan por vincular a los integrantes de equis sociedad de maneras positivas o destructivas.
*** 
Para finalizar, y como es costumbre en mí, diré que Cowboy Bebop es uno de esos buenos animes que deberían ser obligatorios de ver en la carrera de un otaku. Es, sin duda, un trabajo extraordinario en todos los ámbitos y muy digno de apreciarse y ver.
¡Saludos!


"Jet, hay tres cosas que odio en la vida. Niños, animales y las mujeres avaras... ¡y los tres han subido a la nave!" 

See you, space cowboy





Por: Noodle Kattepón Váiz.
Imágenes: Obtenidas en Deviantart 
a nombre de; Shilesque, Teh_akuma_yoru 
y Kuchiki-Jeff

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Gracias por tomarse un poco de su tiempo para comentar!