martes, 20 de octubre de 2015

Frankenstein: el monstruo se convierte en monstruo.

Decidí hablar del siguiente libro, porque en las carteleras de los cinemas vi que ya estaba exhibiéndose una película basada en Víctor frankenstein. Y bueno, me pareció que era tiempo de darle espacio a ese libro; libro que de alguna manera, me trae bonitos recuerdos de mi niñez ñ_ñ.
***
Vale, leí Frankenstein (libro escrito por la británica Mary Wollstonecraft Shelley, allá por 1818), cuando tenía doce años. Yo no tenía ninguna posibilidad de conseguir el libro, sobre todo porque las librerías eran muy escasas en el pueblo donde vivo ―bueno, aún continúan siendo muy pobres :v―. Por fortuna, el libro se encontraba disponible en la biblioteca de mi pueblo.

En ese entonces; el lugar era muy popular, especialmente porque aún no existían los cafés-internet que te cobran de a seis pesos la hora, y de los cuales te puedes expropiar algunas obras literarias (y casi de cualquier tipo) en su versión PDF. Así que aproveché la biblioteca de mi comunidad. Y no, no estoy volándome la broma de Fry (personaje de la serie Futurama, creada por Matt Groening) XD.
En fin, recuerdo que mientras leía, yo negaba lo que el libro decía, sobre todo porque en ninguna parte se mencionaba a los enfurecidos aldeanos que perseguían al desfigurado hombre hasta un castillo viejo, o a la pareja del monstruo con blancos toques eléctricos en el cabello, o al ayudante feo y jorobado... no, nada.
Kattepón de doce años: O_O ¿Qué estoy leyendo? ¡Esto no sale en las caricaturas! XD.



La creación.
  
El capitán Robert Walton (un marinero que busca encontrar algo en el mundo que resulte muy significativo para su vida), escucha con suma atención las palabras que el hombre rescatado y a bordo de su embarcación le narra. Con poca fuerza latente en su cuerpo; Víctor Frankenstein, remonta sus memorias a los tiempos en que siendo un ávido muchacho fanático por descubrir todos los secretos que guarecen las leyes que rigen la existencia de las cosas vivientes; se empuja a desafiar los métodos de la creación y entonces trae al mundo al ser que más adelante, será el culpable de los amargos momentos que Víctor padecerá... o tal vez... ¿era el monstruo quién vivirá tan infelizmente, debido a las decisiones de su creador? 



El final.

Como había mencionado con anterioridad, Frankenstein fue un libro que en el tiempo en que lo leí, no lo llegué a comprender muy bien, y es que esperaba que las líneas escritas por la autora fueran como las interpretaciones que se han hecho a lo largo de la existencia de este monstruo y que había visto en caricaturas de la televisión o en la película en que aparece su novia.
Sin embargo, me parece que ha sido el imaginario colectivo el que ha creado al Frankenstein que todos conocemos. Asociamos ese nombre al monstruo que supuestamente tiene un pavor al fuego, y no es así. Frankenstein resulta ser el apellido de Víctor, personaje que en la ficción de Shelley; es el científico que le dota existencia a un hombre de aspecto terrible. 
El monstruo descrito en el libro, es un alma solitaria que aprende a vivir en secreto en una sociedad que siempre está dispuesta primero a juzgar, en especial el aspecto, antes que intentar saber qué sienten las presencias desconocidas que se presentan ante ellos.
El sujeto que Víctor crea, se pasa el tiempo tratando de resolver las preguntas que genera la existencia. Pero, el pobre monstruo vive atormentado, porque durante su travesía al conocimiento, descubre que fue su creador el ser egoísta que lo condenó a sufrir una vida en el abandono y la soledad. De ahí la pregunta: ¿quién es en realidad el monstruo?
Vaya, que haber vuelto a leer el libro, fue un grato viaje en que uno (bueno, al menos a mi parecer) deja de ver al monstruo para entonces ponerse en los zapatos de una criatura condenada que determinará encarminar su destino hacia el crimen, y en segundo lugar, vemos a un creador que reniega de lo que supuestamente, debía ser una perfecta creación, y que; sin en cambio, se vuelca hacia él con un sólo y firme propósito: darle fin a la cosa que podría significar la penuria de otros individuos.
Y bueno, por el momento es todo, saludos.

{Ficha técnica.

Título: Frankenstein o el moderno Prometeo.
Autor: Mary W. Shelley.
Editorial: Grupo editorial Tomo (el título también se encuentra disponible bajo la representación de otras editoriales).
Género: Narrativa, Ciencia ficción.
Formato: Rústico.
Número de páginas: 256. 

 
"Ningún hombre quiere relacionarse conmigo. Pero si hubiera un ser tan terrible como yo, estoy seguro que él no se negaría a ser mi compañero[...]"






Por: Noodle Kattepón Váiz.
Otros créditos: imágenes obtenidas en Deviantart a nombre de; otherwise y funrama.
Fotografía del libro: Vakn. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¡Gracias por tomarse un poco de su tiempo para comentar!