jueves, 8 de enero de 2015

Eva Luna.

El siguiente libro fue uno de los principales mundos literarios que marcaron el principio de mi vida como lectora.
Recuerdo que mi tía ---por parte de mi papá--- siempre traía libros a casa, ella fue quien me obsequió títulos clásicos de los hermanos Grimm, libros de cuentos de Hans Christian Andersen, enciclopedias que hablaban de la naturaleza, etcétera. Sin embargo, a mí me atraían los libros que mi tía escondía al fondo del ropero, decía que no podía leerlos porque no entendería el significado de aquellas palabras (es que yo tenía como diez años), el caso es que mi tía se mudó y olvidó los libros, aún prohibidos por mi mamá, así que... tuve que robarlos XD.
Pero, ¿de qué libro estoy hablando? Bueno, allá por el año 1987, la escritora de origen chileno, Isabel Allende; publica la novela de realismo mágico Eva Luna.
 Y sí, al principio no entendí muy bien lo que narraban, pero, fue agradable volver a releer esas historias cuando mi cerebro ya comprendía mejor los significados ñ_ñ.



Los viajes en el mundo.

Eva es una muchacha huérfana, fue hija de Consuelo, una mujer con fuego en el cabello. Ella fue rescatada por un grupo de viajeros que se apiadaron luego de verla nadando entre el sucio lodo de un pantano. Creció, vivió y se enamoró de un indio... y luego Eva.
Lamentablemente, Consuelo murió poco tiempo después, dejando sola a Eva, quien creció en una casa extraña, oscura. Era el hogar de un científico excéntrico, el inventor de un tónico que era capaz de brindarle esplendor al cuerpo de los muertos.
Pasa el tiempo y las cosas cambian, Eva se convierte en una muchacha que guarda en su interior el bello don de crear historias, sus cuentos tranquilizan el andar de la vida de los amigos que llegan a hacerle compañía; aunque sea por breves tiempos. Las palabras habladas de Eva son imaginaciones que transforman la realidad de la existencia. Eva es una gran cuentista, una musa libre.

***
Tenía doce años cuando leí por vez primera a Eva Luna, hubo cosas que no entendía, pero gracias a uno de mis profesores de Español en la secundaria, fue que logré entender la narrativa del libro, volví a leerlo cuando entré a la preparatoria y bueno, seguía siendo un libro hermoso.
Eva Luna me adentró al género de la literatura del realismo mágico, de todos los libros que he leído de ese género, el escrito por Isabel Allende, continúa siendo mi favorito. 
Y es que en verdad la historia es de esas que logran mantenerte con los ojos abiertos, a la espera de qué será lo que pasará, por qué se dan los acontecimientos. Eva Luna es magia :3, son muchas historias en un mundo real y fantástico.
No sólo las bellas historias que la protagonista te narra son bonitas, también los personajes que van apareciendo resultan estupendos. 
Siempre he creído que te dejan una enseñanza, los veo como el reflejo de que el mundo es basto en cuanto a personas que piensan distinto, que poseen características que los hacen únicos, cada personaje que aparece en la vida de Eva se transforma en una historia.
Independientemente de Eva, el protagonista de la novela que me gusta más, es el de Mimi ---la mejor amiga de Eva--- creo que se trata de un perfil que expresa el pesar de la gente que nace con preferencias distintas a lo que parentan físicamente. 
En mi opinión; Mimi representa el verdadero amor hacia uno, es el coraje de aceptarte a pesar de que afuera haya cosas que te lastiman. Me gusta la parte del libro en que ella vuelve a encontrarse con un hombre que le amargó algunos días de su vida. Esas líneas representan lo irónico del mundo, gira y gira, y sus vueltas siempre traen sorpresas.
Y bueno, creo que por hoy lo dejaré hasta aquí, esperando como siempre, que puedan conseguir el libro y leerlo. Es otra de mis recomendaciones. 
 Saludos ñ_ñ.


{Ficha técnica.

Título: Eva Luna.
Autor: Isabel Allende.
Editorial: Diana Literaria ---puede encontrarse bajo el nombre de otras editoriales---.
Formato: Rústico.
Género: Narrativa, realismo mágico.
Número de páginas: 286.


 "De mí dependía la existencia de todo lo que nacía, moría o acontecía en las arenas inmóviles donde germinaban mis cuentos. Podía colocar en ellas lo que quisiera, bastaba pronunciar la palabra justa para darle vida." 




Por: Noodle Kattepón Váiz.
Imagen: La misma que escribe todo esto :)