miércoles, 4 de diciembre de 2013

Yowamushi pedal: ruedas, amigos y pedales.

Comencé a ver muchos nuevos animes este año, por ejemplo, historias con un montón de muchachos bonitos (vampiros, hermanos, cuatro ojos...) también vi la segunda parte de la leyenda de Korra, esa fue la única serie que logré ver completa y que esperaba con emoción, el resto de animes antes mencionados pues... me aburrieron a más no poder, los dejé... ehhh creo que a la mitad. No sé si volveré a darles una oportunidad O_O bueno, ya saben que sí, pues no me gusta que me cuenteen XD. Pero, será muuuuucho después.
Regresando al tema de animes nuevos, hubo uno que sí atrapó mi atención, la temática que maneja son los deportes, específicamente el ciclismo de carreras. 
En mi carrera otaku :D, he visto poco anime deportivo, entre mis visiones destacan: el clásico; los súper campeones ---título original Captain Tsubasa--- Slam Dunk, The prince of Tennis, Over Drive (el cuál tiene un poquito de semejanza al anime que narraré hoy) y Hajime no Ippo ---¬_¬ está bien, no lo he visto completo, me falta una temporada y los nuevos OVAS que recién están saliendo--- así que por alguna extraña razón (¡no es cierto! leíste la sinopsis y por eso le diste una oportunidad.
¡Cállate cerebro, ¿por qué siempre andas de entrometido?! :V) decidí ver el siguiente anime...

 Otaku, están en todas partes ñ_ñ.


¡Hime, hime, hime! 

Yowamushi Pedal es un anime dirigido por Osamu Mabeshima y se basa en el manga del mismo nombre, escrito y dibujado por el mangaka Wataru Watanabe ---no he leído ni una página del libro O_O, wop, lo leeré próximamente--- nos cuenta la historia de un muchacho llamado Sakamichi Onoda, es un otaku que está emocionado por iniciar la preparatoria, ya que en ese lugar existe un club de anime. Durante la secundaria no tuvo muchos amigos y se sentía muy solo, sobre todo porque no tenía con quien platicar sobre anime.
Sin embargo, al llegar a la prepa se lleva un chasco al descubrir que nadie se inscribió al club, por lo que el consejo estudiantil lo cancela. Onoda no está dispuesto a perder el club y con mucho entusiasmo ---y timidez--- busca integrantes para revivir dicha organización.


Por cierto, como buen otaku, Sakamichi tiene una costumbre que lleva practicando desde que sus padres le obsequiaron una bicicleta casera y eso es viajar hasta el distrito de Akiba, pedaleando con fuerza y ahorrándose el dinero del tren para tener el suficiente dinero que gastará en artículos de anime, manga y videojuegos. Eso,  sin que Onoda lo sepa, le abrirá las puertas a una aventura nueva.
Y, para finalizar, resta escribir que es un buen anime, optimista, alegre, con retos que tendrá que superar no sólo el protagonista, sino el resto de personajes que también tienen una meta que desean superar.
Si pueden, echen una mirada a Yowamushi pedal, ¡saludos!



"¡Háganse a un lado, segundones!"





Por: Noodle Kattepón Váiz.
Imágenes: Obtenidas en DeviantArt a nombre de; Creature 124, m0mi y Spring - Yuki.