lunes, 29 de julio de 2013

Watamote: impopu.

No sé quién instituye las reglas, pero la mayoría siempre indican que tienes que permanecer a un grupo, el humano tiene que formar parte de ello o de lo contrario se convierte en una especie de fantasma, en una presencia que pocos notan. Para algunos tímidos aquella forma de pensar les convierte en los cochinitos de los abusivos, otros tienen la oportunidad de encontrarse a otros como ellos, pero, también se vuelven invisibles. Me pregunto, ¿qué hace la gente "invisible" de la sociedad? ¿En qué se refugian? ¡¿Por qué existe la gente tímida?! ¡¡¡¿Por qué soy tímida?!!! ---siempre con mis exageraciones, aunque no lo soy tanto, aunque sí, ¡¡¡dios, por qué!!! (pense que ibas a escribir una entrada de anime, no a alocarte con tus existencias traumadas ¬__¬) ¡Cállate, cállate cerebro malo! (eso... es imposible ¬__¬... al menos qué ¡O_O!, me dé un derrame, o reciba un fuerte golpe y pierda la memoria o me dé la enfermedad del olvido ¡¡¡dios T-T, por quééééé!!!) ahora quién es el loco ¬__¬.
En fin, continuamos.




Años de experiencia en vida social.

Cosas que me llaman la atención de un anime ---aunque eso no significa que termino de ver todos los que me atraen por ese algo, ya que luego no resultan lo que esperaba U_U---, en fin, los puntos son:

1) Portada intrigante.
2) Personaje llamativo.
3) Palabras clave en la sinopsis.

Y siempre gana mi atención: Bueno el resultado es inestable. Esta vez resultó ser la opción dos.
Hace poco decidí a ver un anime que lleva por nombre Watashi ga motenai no wa dou Kangaete mo omaera ga warui (qué onda con estos títulos gigantes. Por cierto... T-T disculpen mi ignorancia pero todavía no sé que significa, es que mi amiga que traduce está ocupada y no me ha dicho la respuesta), también es conocido como Watamote. El manga es obra de Nico Tanigawa, y ya sabemos que existen diferencias entre el trabajo impreso y el anime.
Kuroki Tomoko es una joven de quince años de edad, está ansiosa por entrar a la preparatoria y dejar de ser una Impopu ---Tomoko tiene una leve sospecha de que pueda estar pasando por aquello---, sin embargo, ella no es nada de eso, pues lleva cincuenta años teniendo citas, relaciones sex y un montón de novios. Sin olvidar que su vida social en la secundaria fue de lo más satisfactoria; pues salió con seis chicos, entablaba conversaciones sin presentar ninguna clase de problemas, en fin, es una muchacha muy popular... por supuesto, lo anterior viene desde la mentalidad de una pobre enajenada de los juegos virtuales de citas para chicas, otros videogames, el manga y anime. Y la cruel realidad es que Kuroki parece ser víctima de la timidez extremaXD.


 

 ¡¿Qué es lo que sucede?!

Hasta ahora van transmitiéndose tres capítulos de Watamote y en cada episodio te matas de risa; por ejemplo, cuando hacen la parodia de una película de Hayao Miyasaki ---Susurros del corazón. ¡Qué genial reconocer de dónde vienen algunas comparaciones! O_O... eso... ¡¿me convierte en una impopu?! je, je, je XD--- no les digo más para que lo vean. O que tal cuando la pobre Kuroki intenta poner en práctica los consejos que encuentra en internet para ser una chica atractiva. También se puede sentir una serie de sentimientos por la protagonista, como un poco de lástima o el "alguna vez he pasado por lo mismo"
Al principio creí que Tomoko padecía el trastorno de ansiedad social, pero conforme fui adentrándome en la historia (tanto del manga como anime) me di cuenta que sólo es muy tímida y que su vida sí está siendo afectada un poco por la constante fantasía de los mundos virtuales ---por eso está ojerosa, porque se desvela mucho usando la computadora, leyendo manga hasta tarde o jugando videojuegos---. La pobre e ingenua Kuroki intenta combatir su problema de la mejor manera, aunque sus métodos siempre tengan que ver con cosas que ve en los materiales antes descritos. Por lo tanto, inexistentes.
En fin, creo que es un buen anime para entender un poco lo difícil que puede resultar el mundo para las personas como Kuro. Es decir, formar parte de una sociedad frívola que no está dispuesta a conocer a nadie nuevo, sobre todo si parece tener actitud de "raro (a)", ¡bah!
Por el momento es todo, saludos.





"Estas gentes no entienden el encanto de los personajes hambrientos"






Por: Noodle Kattepón Váiz.
Imágenes: Obtenidas de fuentes diversas, los derechos pertenecen a sus respectivos autores.