lunes, 1 de abril de 2013

Bakuman: forjadores de sueños, --primera parte--.

De los creadores del popular anime, manga y sepa cuántos productos más de DEATH NOTE: Tsugumi Oba (escritor) y Takeshi Obata (ilustración), nos llega ---mejor dicho, llegó, porque el genial anime que hoy vengo a narrar se terminó precisamente el viernes T_T, acerca del manga... O_O no sé hasta donde ha llegado... O_O no se preocupen, lo investigaré--- un divertido, realista y educativo anime (es que en verdad aprendes muchas cosas acerca del mundo y vida de aquellos que se dedican a la creación de mangas, ¡¡¡yeaa!!!) llamado BAKUMAN.

  
¡Quiero ser mangaka!

Anhelar y gritar a los cuatro vientos un sueño es cosa sencilla, muy sencilla, pero, cuando llega el momento de trabajar (y con gran esfuerzo) para hacerlos realidad, nos damos cuenta que la tarea no es fácil, por supuesto que nos alimentamos de las ganas para concretar algo, tal vez pensamos en el inmediato éxito, pero no reparamos que a veces el triunfo tarda un poco en llegar y que, lo que siempre tendremos a nuestro lado, quieramos o no, en eterna guerra, será la desesperanza y la parte negativa que insiste en decirnos que todo valdrá para el bote de basura, luego el coraje para decir que sí se puede y que no importa cuánto se tenga que sacrificar, ¡lograremos ese ingrediente que alimente nuestra vida!



Mashiro Moritaka es un joven de catorce años que se distrae durante las clases haciendo retratos de la chica que le gusta ---Azuki Miho, quien también está enamorada de Mashiro desde hace mucho tiempo---, la vida para Mashiro avanza sin rumbo fijo, de vez en cuando le preocupa lo que hará en un futuro. De niño él creía que sabía lo que quería, especialmente por la influencia y la admiración que tenía por su tío, un hombre que se dedicaba a la creación de mangas. Sin embargo, éste murió dos años atrás, Moritaka hasta ese entonces cree que su tío se suicidó por la excesiva carga de trabajo en la creación de su manga, mismo que también logró una transformación en anime (por cierto, fue el único éxito que consiguió)
Cierto día, Mashiro olvida un cuaderno donde había dibujado algunos bocetos del perfil de Miho, lo que ignora es que todo el tiempo ha sido visto por uno de sus compañeros de clase, el inteligente ---y destacado en el ámbito escolar--- Takagi Akito.
Los amigos de Mashiro lo invitan al cine, él está a punto de unirse al plan cuando recuerda el cuaderno, por temor a que alguien lo vea decide regresar rápido a la escuela, una vez en el salón, se percata que Akito tiene el cuaderno, inmediatamente Takagi le dice que su mayor sueño es convertirse en mangaka, pero, carece del talento para dibujar, por lo que le pide a Mashiro que trabajen juntos, Akito creando la historia y Moritaka en los dibujos. La insistencia de Takagi se ve opacada por la negatividad de Mashi (voy a abreviar XD) pues lo que menos desea es terminar como su tío, además, también se encuentra la opinión de su familia, Moritaka está seguro que jamás lo apoyarían si decidiera trabajar en la industria del manga.
Takagi, valiéndose de su astucia llama por teléfono a Moritaka para decirle que irá a declarársele a Azuki, intrigado, Mashi decide ver si realmente su compañero hará lo que dijo. Al llegar a casa de Azuki, el chico de lentes la felicita porque se enteró que ella desea ser una Seiyuu, le dice que él será uno de los mejores mangakas de japón junto a Mashiro, Miho se alegra de escuchar la noticia y entusiasmada dice que se esforzará para cumplir su sueño, Mashiro nota la felicidad de Azuki y frente a ella dice que efectivamente, los dos serán mangakas y que cuando logren un anime, ella tendrá que ser la que preste su voz a la heroína.
Todo va de acuerdo al plan de Takagi (si que es inteligenteXD, se chamaqueó bien a Mashiro) entonces, con el entusiasmo subido a la cabeza Mashi le grita a Miho: ¡Cuando nuestros sueños se cumplan te... ! ... O_OAjá, qué O_O ¡se las voy a suspender para que ustedes vean lo que le propuso (¬_¬aunque no se desvíen tanto ¡¡¡eh!!!XD sólo diré que es una bonita promesa)


   
   
¡A trabajar!

Esto es lo que ocurre en la primera temporada de Bakuman, donde vemos a unos entusiastas creadores trabajando duro para cumplir sus sueños, enfrentamientos con familias que sólo desean el bienestar de los hijos, batallas con grandes portentos en el mundo del manga y toda la organización, decisiones y hasta el lucro que existe en las editoriales que seleccionan el trabajo de los mangakas.
Hay una pizca de desilución, más trabajo, frustración cuando todo parece flaquear, enseñanzas de los veteranos, sorpresas, mucha amistad, solidaridad y sueños por cumplir.
Bakuman es una agradable caja de sorpresas que también nos regala pequeñas historias dentro de la principal, por mi parte me gustaría ver realizadas unas de las tantas que inventan el equipo de Takagi y Mashiro (por cierto, su seudónimo de mangakas es Ashirogi Muto) es una historia genial que te matendrá siempre en suspenso, con emoción y muchas ganas de querer cumplir tus sueños. ¡Hasta la próxima!

    
¡¡¡Té, té, té!!!
:3
 



Por: Noodle Kattepón Váiz.
Imágenes: Obtenidas de fuentes diversas.