jueves, 29 de noviembre de 2012

Noviembre: para cambiar al mundo.

El director (y actor) Achero Mañas, nos comparte Noviembre. Es una película creada en un ambiente de falso documental. Donde encontramos a Alfredo, un joven idealista que desea cambiar con su arte al jodido, podrido e inhumano mundo, la travesía para los integrantes del grupo teatral Noviembre dan inicio en el vagón de un tren, donde expresan su manifiesto: Que no desean adquirir una remuneración económica por las representaciones, desean que la gente se conecte con el arte que presentarán, ir más allá de prostituir un talento, que la obra de ellos como histriones llegue al corazón de las personas y se quede como enseñanza en la cabeza. El trabajo de Noviembre es compartir el deseo de cambiar al mundo. Crear conciencia y dar voz a todo lo que está aquí, pero, que las personas se esfuerzan en ignorar. Entonces vemos las siguientes fotografías (bueno, mencionaré algunas de mis favoritas):
a) La representación de los miserables y callejeros.
b) El poder de la televisión (es genial la forma en que representan a la audiencia perdida frente al televisor, donde ya no es necesario hablar, moverte, pensar. Pues el aparatejo aquel hace todo por ti)
c) Un atentado, (esta escena es la que termina condenando al grupo, pues su afán de querer sorprender provoca en las personas un malestar que, por supuesto, les costará trabajo recuperar)
Como es de esperarse las cosas se complican, ellos no pueden solventar los gastos del espectáculo, además la gente ha comenzado a quejarse y la policía es también una piedra en los zapatos. La situación es desesperada, pero, llega la suerte torcida; aquella que clama por los dotes artísticos de los integrantes de Noviembre, su líder termina por traicionar el manifiesto que habían estado protegiendo.
Hay rebelión de algunos integrantes, quienes ya no soportan la tradición de las obras; donde el público únicamente ve, pero nunca participa.


 

Y para terminar, a mi parecer, Noviembre es una película furiosa que retrata lo difícil de cumplir sueños, especialmente cuando están cargados con ideales que muy pocos comparten. Ideales que llevan a tragedias y que vuelven después de eso, con chispas de ilusión y nuevos deseos de no tirar a la basura aquello que te hace diferente.
Bueno, ya les conté un poquito de la cinta, espero que puedan verla y compartir sus opiniones, por el momento es todo, saludos.




"¿Así que quieres cambiar el mundo?
Pues sí, me encantaría cambiar este puto mundo."





Por: Noodle Kattepón Váiz.
Imágenes: Recopilación fuentes diversas.