miércoles, 1 de agosto de 2012

Gakkatsu!!!

Siempre he considerado mi tiempo en la secundaria como la peor época de mi vida estudiantil, y no precisamente por aquellos fenómenos de que no sabes quién eres, que tienes que ir en busca de tu identidad, la supuesta rebeldía y chalalá chalalá chalalá chalaláááá.
No. Yo no pasé por esos inventos, pero sí padecí las locuras de mis compañeros, nunca falta el que se considera fiel seguidor de protocolos inventados, recuerdo que yo prefería quedarme en el salón leyendo algún libro, ver la simplesa de la vida a través de la ventana, comer golosinas (sobre todo frituras con mucho picante o verduras rebanadas y condimentadas con sal y limón :9) y garabateando las hojas de mis cuadernos con puntitos para luego unirlos y crear figuras sin estética. Recuerdo que durante una clase yo me moría de aburrimiento y me puse a conectar puntos hasta que el profesor se dio cuenta de mi terrible falta de respeto y me expuso a todo el salón, me parece que ha sido una de las cosas mas vergonzosas que me pasó en secundaría, eso y cuando un compañero me atropelló para evitar que otro lo golpeara, el méndigo balón de fútbol que siempre perdía su curso para irse a estampar contra mí o aquel día en que una de mis amigas quería un pequeño durazno tirado en el interior de una jardinera, como ella tenía pena de brincar la cerca yo me ofrecí, y terminé por estrellar mi ojo derecho contra el tallo duro, seco y bastante recio de una rosa. Tuve el párpado hinchado, morado, adolorido y semi cerrado gracias a ese golpe. Definitivamente lo peor en escuelas
En fin, recuerdo que cada año los compañeros tenían que seleccionar a un Jefe de grupo. Esta persona tenía por trabajo verificar que los alumnos no faltaran a clases, organizar eventos (generalmente kermesses, días de estudiantes, excursiones, en fin, muchos eventos sociales), pero... dicho mandatario casi no cumplía con sus obligaciones y todas las decisiones eran tomadas por algún profesor, además la convivencia en la secundaria donde asistía no era muy buena ---confieso que me porté súper ojete y bien pinche mala onda con una compañera que sólo quería formar parte de mi pequeño grupo de amigas vívoras. No sé si algún día llegues a leer esto; pero, Fabiola, en serio lamento lo que hice. Era una idiota que en su momento no supo apreciar tu cariño). Bueno, cuando llegó la hora de terminar esa etapa me sentí contenta, y ahora que recuerdo mis vivencias en esa institución, me da risa lo que pasé (pero sigue sin gustarme XD) Y... ¿por qué escribo esto? Por la razón de que un anime hace despertar los recuerdos y procesar en mi cerebro una simple pregunta ¡¿Por qué rayos mi secundaria no fue así?


Salón de clases.

Gakkatsu!, es un anime que lleva a la fecha diez episodios transmitidos con una duración de cinco minutos, y trata sobre los cuestionamientos  que la presidenta de clase (Jefe de grupo en mi contexto) Chiho Takachiho realiza a sus compañeros de clase como parte de las actividades extracurriculares de la secundaria donde asisten.
Lo gracioso de este anime, es que Chiho sorprende a su grupo con las preguntas (al parecer) tontas que busca resolver, sin embargo, siempre encuentran un lado bastante cómico y lógico para responderlas. Los personajes siempre dan de qué hablar gracias a su actitud. Hay los tímidos, los que dan respuestas filosóficas y acertadas, los revoltosos, los que sin necesidad de hablar expresan sus emociones mediante gestos, existen en Gakkatsu! compañeros extraños como: astronautas, conejos y extraterrestres (definitivamente una gran diversidad) 
Es para mí, otro anime que guardo en el bolsillo y saco para reír un momento con las ocurrencias de estos personajes.










Por: Noodle Kattepón Váiz.
Ilustraciones: Obtenidas de fuentes diversas ---los derechos pertenecen a sus respectivos autores---