sábado, 21 de abril de 2012

El viento se llama Totoro.

Hoy compartiré una pequeña lista de películas pertenecientes al estudio de origen japonés: Ghibli.
El trabajo de todo ese equipo siempre me sorprende y agrada, sobre todo por los hermosos contenidos de cada cinta, así que comenzaré con...

*** 
El viento se llama Totoro.

Algo que también me inspira a escribir y a creer que no todo en el mundo está jodido, son las maravillosas historias contadas por imágenes a través del celuloide, y en esta ocasión quiero escribir sobre una de mis películas favoritas (bueno, del trabajo en general) del grandioso creador de mundos fantásticos Hayao Miyasaki, comenzaré evocando a "Mi vecino Totoro" cinta que nos habla de la fructífera vida de un bosque que es cuidado por un simpático ser mitad perro, tecolóte y mapache de nombre Totoro y de cómo se deja conocer por sus pequeñas vecinas, unas niñas que se mudaron a una casa en el campo, muy cerca del árbol principal que funge como vivienda del enorme protector del bosque, debido a que su madre se encuentra recuperándose en un hospital rural a causa de la tuberculósis que la atacó.
La película proyecta el deseo de que la humanidad cuide a la naturaleza, mostrando en su fotografía los paisajes naturales de Japón, poniendo especial atención al campo y todo el trabajo que conlleva mantener las plantas, cereales, frutas y legumbres que prestan su vida para que otros sigan respirando en el mundo. Me parece increíble la forma en que se reproduce el arroz, y aunque los campos en "Mi vecino Totoro" son representados por dibujos, no dejan de sorprender, incluso así son hermosos.
Una de las fotografías favoritas en esta cinta es cuando Totoro lleva de paseo a las dos hermanas a bordo de una pirinola gigante, es de esa forma que el guardián invoca fuerzas del viento y sólo aquellos que son puros de corazón serán capaces de verlo.



La magia se encuentra en el interior de una roca.

Susurros del corazón es otra espléndida película del maestro Miyasaki que nos adentra en el mundo de los artistas, ya sea que tengan dones en la música, la escultura o la escritura y como el talento nace gracias a un deseo que es empujado en diversas ocasiones por el sentimiento del amor y la pasión de algo que se esconde en las profundidades del alma, esperando a salir para ser apreciado por otras personas. La cinta narra el despertar artístico de un joven llamado Seiji, quien anela ser un constructor de violines y viajar a un pueblo de Italia para mostrar y perfeccionar su talento, luego conocemos a Shizuku, una mujercita que es fiel lectora de libros, especialmente novelas de corte fantástico, ella descubrirá que su mayor deseo es escribir sus propias historias. Así, Seiji y Shizuku lucharán juntos por cumplir sus sueños.
La parte que me ha motivado más en esta película es la explicación que el abuelo de Seiji le da a Shizuku (luego de que ella siente que su primera novela es un completo fracaso) diciéndole que el talento en los artistas es semejante a una piedra que contiene un mineral precioso en el interior y que no se ve a simple vista, sino que el artesado, el creador o creativo tiene que pulir la piedra que se encuentra en estado bruto para llegar al esplendoroso material que guarda adentro. Pulir un talento es un paso importante para el espíritu y éxito de cualquier obra. Ésta es sin duda otra de mis películas favoritas y por supuesto, la que me inspira para seguir trabajando en mis letras :3.



 

Un viaje al recuerdo del verdadero amor.

He dicho que las películas de Hayao Miyasaki son unas de mis principales inspiraciones y en esta ocasión no podía faltar El viaje de Chihiro (después narraré otras cintas del estudio Ghibli, pues todas tienen algo especial :D)  en este trabajo nos damos cuenta que el amor sincero va más allá de las relaciones carnales (con la que el sentimiento es representado comúnmente) y que puede perdurar en la memoria de las personas como el único recuerdo bello e imbatible.
Chihiro es una niña de diez años que se muda a una cuidad nueva debido al trabajo de su padre, buscando el que será su nuevo hogar, la familia de tres se pierde en un camino que los conduce a un mundo oculto a los mortales regido por la bruja Yubaba, quien se encarga de dar confort a un sinfín de dioses en su negocio de baños públicos. Los padres de Chihiro son convertidos en cerdos luego de que estos devoraron los manjares destinados a los dioses del lugar. Para liberarlos, Chihiro tendrá que trabajar para la bruja, pero su camino no es tan solitario, ya que la acompaña un niño de nombre Haku, él es un fiel ayudante de Yubaba y dice conocerla desde que era pequeña, la niña no entiende hasta que su amigo se encuentra en peligro de muerte debido a un hechizo que se encontraba en un artefacto que hurtó a la hermana gemela de la bruja, luego de las peripecias para rescatar a sus seres queridos, Chihiro libera a su amigo contándole una historia de su infancia, donde ella fue salvada de ahogarse en un río por un dragón, Haku recuerda eso y le dice que es verdad. Su amistad es vista en la cinta como el reflejo del amor verdadero. Un sentimiento que logra vencer los obstáculos de la vida, algo que ayuda a luchar y no rendirse jamás.




Si tienen oportunidad de ver estas maravillosas películas, háganlo, les aseguro que se quedarán con ustedes gracias a sus bonitos mensajes y mágica fotografía. Y, ojalá les inspiren cómo a mí.






Por: Noodle Kattepón Váiz.
Fotografías: Noodle Kattepón Váiz (Creadas en la página www.imagechef.com)